Exploring the city |#SFDmaternity

Seams for a desire - Stokke -15

Seams for a desire - Stokke -1

Seams for a desire - Stokke -4

Seams for a desire - Stokke -2

Seams for a desire - Stokke -5

Seams for a desire - Stokke -7

Seams for a desire - Stokke -8

OUTFIT DETAILS:

Camisa/Shirt –  Veronica Beard | Jeans – Zara (old) | Zapatos/Shoes – Slingback de Chanel | Bolso/Bag – See by Chloè | 

Bruno: Camisa/Shirt – Zara Kids | Ranita/Overall – Omini | Leotardos – Cóndor gris antracita

La primera vez que te vas a convertir en madre, sientes que estas perdida, que no te enteras de la mitad. En realidad, el mundo bebé es tan amplio y variado como a veces pesado… Pero cuando te conviertes en madre por segunda vez, ya te pilla con experiencia y vas de “listilla” pero la realidad es que siempre hay algo nuevo que descubrir, alguna lección que aprender. Sobre todo, porque ambas maternidades -o el número que sean- nunca te pillan igual, porque con cada bebé cambias y evolucionas. Hay cosas con missOlivia que dije “este error no lo vuelvo a cometer” y ha habido cosas, veces o situaciones en las que me he tenido que morder la lengua y apechugar, porque al final he caído.

El caso es que MUCHAS me habéis escrito privados y emails preguntándome por el carrito que uso con Bruno, el modelo Xplory de Stokke. Es el tercer carrito que he probado y puedo deciros que el que más me gusta de todos. Aunque renegemos, no nos engañemos: el diseño es uno de los factores que primero tenemos en cuenta, y a veces el que más nos condiciona, sobre todo con el primer bebé. Al fin y al cabo, lo vamos a usar a diario al menos durante 1 año, aunque con Olivia yo lo prolongué hasta que nació donBruno. Me encanta el aire minimalista del Xplory, es sencillo, con líneas simples y limpias. Además, esta nueva versión permite personalizarlo por completo, desde el color de chasis, las fundas, los mangos en cuero negro o marrón… La de veces que me ha pasado que me encante un bolso y “Ay! La cremallera es plateada!”. Así que, esto con este, no te va a pasar ;) Adoro el resultado del carrito completamente en negro, incluyendo el chasis porque camufla todas y cada una de las manchas, además de lo fácil que resulta a la hora de combinarlo con fundas, bolsas, o lo que quieras.

Por otro lado, algo muy importante, lo que más, y que casi nunca tenemos en cuenta: detalles técnicos y practicidad. No todas tenemos el mismo estilo de vida, las mismas necesidades, o buscamos lo mismo en un carrito. En mi caso, por ejemplo, necesito un carrito fácil de plegar y que abulte “poco”, todo lo que un carrito convencional puede, porque lo llevo en el coche todos los días. Cuando tienes un coche grande, como el nuevo que compramos hace poco, no hay problema porque en este entran 3 y 4 carritos, pero antes solo teníamos uno y muy pequeño y… Uff! No hay dinero que pague la cara que se me quedó la primera vez que, estando embarazada de Olivia, fuimos a meter el carrito en el maletero y no entraba :O Y por último: un carrito tiene que ser bueno, bonito y práctico. Este es el único carrito que puedo llevar con una sola mano. Se maneja muy bien, amortigua mucho lo baches y anda super suave. 

Pero no os voy a engañar. Lo que más me gustó de este carrito, además del diseño, es que la altura del asiento/capazo es regulable. Me encanta que vaya más alto y no tener que agacharte para todo. Que su campo de visión quede a una altura normal, a la nuestra, que resulte más fácil comunicarte con tu bebé. Para las mamás y papás altos este carrito es la primera elección, pero os aseguro que la altura no parece relevante a priori y cambia mucho. También el manillar es regulable en altura y se puede modificar en varias posiciones. 

Así que sí. Una vez más, me dejé llevar por el diseño y porque este carrito siempre había estado entre mis elecciones preferidas, y me ha conquistado con todo lo otro que no esperaba y que ahora más me gusta. Supongo que como, cada cosa tiene sus mas y sus menos, pero la verdad es que con este carrito no he echado nada en falta :) Además, también tenemos un patinete para Olivia. Siempre me había gustado y al mismo tiempo lo veía un engorro porque si no lo están usando, resulta incómodo, pero este se pliega hacia arriba y como si nada. Algunas me habéis preguntado cómo nos organizábamos con dos y los carritos, y desde luego un patinete es vuestra solución si tenéis dos niños y tenéis que salir a la calle sola con ellos. Por otro lado, estas fotos las hicimos en Madrid hace ya un par de meses, cuando fuimos a Madrid a la presentación del nuevo Xplory. Coincidí con varias madres y me gustó mucho, la tarde de no parar y el rato con ella. Yo soy de esas madres que me gusta hablar con otras acerca de ser madre. Me gusta que me cuenten cómo solucionan los problemas cotidianos, sus rutinas y horarios. De todo eso, siempre saco ideas nuevas y mejoro cosas, y la verdad es que también me reconforta ver que a todas nos sucede lo mismo, y que vamos sobreviviendo día a día :)  No voy a negar que me da un pellizco en el corazón al ver estas fotos en las que Bruno es aún tan bebé. Y en menos de un mes cumplirá su primer año. ¡Qué alguien pare el tiempo, por favor!

 

Seams for a desire - Stokke -13

Seams for a desire - Stokke -10

Seams for a desire - Stokke -6

Seams for a desire - Stokke -12

Seams for a desire - Stokke -11

Seams for a desire - Stokke -14