Wedding time: tips + shopping

Jessie Chanes - Seams for a desire -4

Jessie Chanes - Seams for a desire -2

Jessie Chanes - Seams for a desire -7

Jessie Chanes - Seams for a desire -13

Jessie Chanes - Seams for a desire -11

Al final y como casi siempre me sucede, terminé improvisando para la boda que tuvimos la semana pasada. Estaba muy decidida a ponerme el vestidazo que os enseñé (click!), pero esa semana estuve con muchos dolores y no estaba segura de si esas sandalias me iban a encajar; quería algo más cómodo y fue cuando me acordé de dos vestidos que me había comprado hace mucho, entre ellos este de lunares. La suerte de tener una boda estando embarazada es que todo queda justificado y casi cualquier cosa que te pongas va a lucir muchísimo, más que sin barriguita. Así que, en pocas palabras, es un peso que nos quitamos de encima. El caso es que, aprovechando que este look os gustó mucho y que muchas de vosotras también estáis embarazadas, se me ha ocurrido que podía hacer un post con algunos consejos.

1. Comodidad ante todo. Las mujeres -entre las que me incluyo- solemos llevar por lema eso de “para lucir hay que sufrir”, pero estando embarazada no se aplica. Lo más importante es ir cómoda, no te tomes demasiado en serio “la etiqueta” y busca ir a gusto contigo. Este vestido que yo elegí es de algodón, así que es como si llevase una camiseta normal pero super cómoda y que se adapta a cada curva de mi nuevo pero conocido cuerpo.

2. Busca líneas y colores favorecedores. Siempre lo diré y nunca me cansaré de repetirlo. Yo estoy a favor de las barriguitas marcadas, restan volumen y estilizan muchísimo, da igual de cuántos meses estés o cómo es tu cuerpo. ¡Un vestido suelto siempre va a añadir volumen! Creo que a lo largo del embarazo, en el único momento en el que realmente favorece ir con prendas más sueltas es al principio, cuando tienes esa barriguita sospechosa que no queda claro qué es… Pero claro, esto es a gusto de cada una. En cuanto a colores, recomendaría colores oscuros porque favorecen y estilizan más que los tonos claros, así que a evitar tonos pastel claros, blancos y crudos. También tened cuidado con los estampados, que a veces pueden resultar una ayuda, como creo que sucede con este de lunares, pero otras veces puede ser justo lo contrario!

3. Complementos son tu punto fuerte. Este punto aplica a todas, embarazadas y no embarazadas: menos es más. Yo soy partidaria de optar por vestido estampado + complementos básicos, o todo lo contrario; partir de un vestido muy básico y buscar accesorios llamativos. En una boda de día, un tocado, diadema o canotier siempre da ese toque simple pero con clase que deberías de considerar antes de descartarlo automáticamente. En general, visten más de lo que parecen. Además, si no quieres complicarte con peinados, es una elección perfecta porque lucirás de 10 con cualquier moñito messy bajo. Otro accesorio que luce mucho son los pendientes, y cada vez más me gusta recurrir a ellos por encima de collares, anillos o pulseras.

4. ¿Tacón si o tacón no? Tengo que reconocer que me hace un poco de gracia cuando ponen en duda si realmente voy en tacones cuando los saco en las fotos. Ya sabéis que antes de tener a #missOlivia vivía las 24 h en tacones, y aunque ahora suelo alternar un poco más, cuando me los véis es porque realmente los llevo puestos. En cualquier caso, hasta la semana antes de la boda había tolerado muy bien los tacones de siempre así que ni me preocupaba este tema, pero justo unos  días antes empezó el calor y con ello empecé a sufrir algo de hinchazón; ya no toleraba tan bien los tacones, pero claro, las alturas bajas en mi zapatero brillan por su ausencia y a dos días de la boda no podía recurrir a zapatos nuevos, ¡hubiese sido una locura! Así que otra de las razones por las que terminé optando por este vestido es porque podía recurrir a estos zapatos nude que son los más cómodos que tengo, los tengo ya tan domados y se adaptan tan bien a mi pie, que duro horas y horas. Es más, cuando hice el cambio a las alpargatas de cortesía no me dolían los pies para mi sorpresa (y eso que ya eran las 7:30 de la tarde), pero sentía las piernas hinchadas, así que no tenía sentido seguir a 10cm ;P También sé que a partir de una fecha, los tacones en el embarazo son una pesadilla e imposibles de poner (en el embarazo de Olivia casi ningún par me entraba)… Así que a la hora de elegir modelo, también tened en cuenta el tema calzado porque es casi más importante que el look, y si no, siempre podéis optar por cuñas de esparto que la hay en mil colores e incluso se pueden customizar para restarles informalidad ;)

Jessie Chanes - Seams for a desire -6

Jessie Chanes - Seams for a desire -12

Jessie Chanes - Seams for a desire -9

Jessie Chanes - Seams for a desire -1

Jessie Chanes - Seams for a desire -3

Jessie Chanes - Seams for a desire -5

Jessie Chanes - Seams for a desire -10

Jessie Chanes - Seams for a desire -8

// OUTFIT DETAILS //

Blazer – Zara (old)

Vestido/Dress – Asos Maternity (old)

Tacones/Heels – Mas34

Bolso/Bag – Gucci

Sombrero/Hat – Apparentia (new)

Pendientes/Earrings – Mango (old)

A continuación os dejo una selección de vestidos premamá similares al que yo llevé, y otros que tenía fichados -algunos están tirados de precio! Espero que este post os sirva de ayuda y cualquier cosa me decis ;)

[[Para ver la imagen con todos los vestidos, tenéis que desactivar “AdBlock” y haced click encima del vestido que más os guste, os llevará directa a la página ;) (Puede tardar un poco en cargar!)]]

5 Comments

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *