QUIERO… #3

pic portada

pic 9

pic 7

Este mes estoy sobre todo centrada en encontrar un equilibrio interno, que me ayude a estar feliz y sentirme bien. Cuando trabajo mucho pero paso poco tiempo con Olivia, odio sentir que la estoy desatendiendo pero al mismo tiempo me gusta sentir que el tiempo me cunde, el caso es que los remordimientos afloran y cambio el tercio. Entonces, me dedico en cuerpo y alma a Olivia y siento que ya todo lo demas se volvió un desastre… Odio sentir que de una u otra forma estoy fallando, aunque sé que es algo que viene de serie cuando te conviertes en mamá. Y sé que esto empeorará cuando sean dos, así que necesito dar con esa paz mental que me deje vivir, como quien dice pronto, como quiero!

1. Encontrar el equilibrio entre ser productiva y tomármelo todo con cierta calma. Este tipo de cosas, a menudo, resulta más fácil decirlas que hacerlas… El caso es que la semana tuve que ir a urgencias de madrugada porque tuve contracciones constantes y rítmicas pero sin dolor durante más de dos horas. No fue nada importante, fui por quedarme tranquila pero me hicieron llegar el mensaje: tengo que bajar el ritmo de algún modo. El problema es que estoy en ese momento en el que tengo muchas ideas en la cabeza, cosas que quiero hacer antes de esto o lo otro, nuevas alternativas que han surgido sobre la marcha… ¡Y ahora es justo cuando menos me apetece bajar el ritmo!

2. Ser más ordenada. En algún sitio leí que las personas perfeccionistas o son muy ordenadas o todo lo contrario. Yo desde luego encajo en el grupo dos aunque con matices. En ojos ajenos, soy un desastre y muy desordenada, sin embargo, dentro de ese caos yo tengo mi sistema y orden y, por raro que suene o parezca, lo tengo todo controlado :) Pero no lo voy a negar: estéticamente queda feo que mi vestidor sea una leonera y que nuestro dormitorio sea una prolongación de este. Aunque con respecto al salón, lo tengo asumido: no importa cuantas veces lo ordenes, con un bebé o niños y la mezcla de estos con perros supone que siempre habrá algo fuera de su lugar porque las cosas están mas tiempo fuera de su sitio que ordenadas #TrueStory

3. Keep calm and carry on. Creo que esto lo dije también la primera vez pero es que últimamente lo llevo fatal… #missOlivia ha entrado en esa época en la que quiere imponer su voluntad a base de enfados, pataletas y lloros varios, y a mi me tiene un poco fuera de mis casillas. Mi paciencia brilla por su ausencia en general, y tengo que hacer grandes esfuerzos para en mi vida diaria no alterarme con cada cosa, pero estar embarazada y cansada no ayuda… Así que aunque es normal que a la vez 20 salte, quiero aún así aprender a desarrollar esa parte zen que hay en mi.

pic 4

pic 3-c

pic 2-c

4. ¡Mueve tu cucú! Quería haber empezado con clases de yoga o pilates, luego pensé que era mejor idea optar por un entrenador personal que se adaptara a mi horario y sobre todo a mis necesidades tan cambiantes cuando estas embarazada. Pero  como me han dicho que tengo que evitar esfuerzos físicos importantes, creo que el único ejercicio que me queda disponible es buscarle a Olivia de una vez por todas un sitio donde dar clases de natación e ir con ella :’) Y no creáis, para mi ha sido un “fail” en toda regla no haberme puesto seria con el deporte como pretendía…

5. Cerrar algún plan de mi lista. Efectivamente. Yo soy de esas que se propone mil planes, pero luego no hace nada… Dije que quería hacer pequeñas escapadas y aquí seguimos, igual que estábamos. Me voy a poner seria y antes de que acabe el mes, quiero que todos nuestros viajes queden cerrados, hablados y con una fecha escrita en el calendario.

6. Operación bikini. No estoy pensando empezar una dieta ni mucho menos, pero necesito un bañador y no encuentro nada de nada. No entiendo por qué a las embarazadas nos tienen tan olvidadas… Qué difícil es dar con alguna prenda que no sea un chandal o una camiseta, algun top mono pero con gracia, unos vaqueros con algún detalle… Este verano igual invierto algo de dinero en hacerme algunas prendas que estoy echando de menos y que no encuentro por ningún sitio!

<pic 8

pic 1

7. Otorgarle un lugar a las cosas que me importan. La cocina ha vuelto a mi vida y no sólo me ha dado mucha alegría, casi diría que es mi mayor ilusión del día a día! Me encanta ver y leer recetas, pensar con qué voy a experimentar o qué puedo inventar. Pero hay otras cosas también muy importantes que echo de menos y que quiero que vuelvan, como tener más tiempo con Salva. Antes de ser padres, siempre salíamos un día a la semana a cenar, pero desde que tenemos a Olivia…. No recuerdo la última vez que tuvimos una cita y definitivamente, me cueste lo que me cueste, es algo que tiene que volver! Tenemos que ser capaces de sacar un rato aunque sea una vez al mes para salir a cenar, olvidarnos de todo, del trabajo y de que de somos padres, y tan sólo recordar lo tontamente enamorados que estamos y lo feliz que somos con nuestra vida :) Supongo que aquí la mayoría de padres pecamos, porque entras en la rutina y llega un momento que te acostumbras tanto a ella, que ni te paras a pensar que antes vivías perfectamente en un maravilloso libre albedrío! No os creáis, que también tenemos nuestros momentos de calma para los dos, pero echamos de menos el arreglarnos con nuestras mejores galas, no preocuparnos si habrá sitio para el carrito en el restaurante o cuántas cosas llevar en el bolso por si no come, por si no merienda, por si tiene de nuevo hambre, por si se mancha o por si se aburre…

pic 5

pic 6

8. A decorar se ha dicho. Es otra de esas cosas que he descubierto al mudarnos a esta casa hace casi dos años. Siempre me ha gustado la decoración pero lo normal, un detalle que te gusta, un espejo que te tiene enamorada o que por fin has encontrado el jarrón de tus sueños! Pero al entrar en una casa grande y vacia, mi cabeza dio un vuelco y sólo pienso en cómo quiero decorar cada rincón. Muchas me habéis pedido un “house tour” o que os enseñe al menos rincones de casa, y el caso es que como veis, ideas y ganas no me faltan, es cuestión de tiempo. Parece mentira pero no tengo una sola habitación de casa terminada, a penas tengo lámparas colgadas y no me ha dado tiempo a colocar bien el vestidor y ya lo tengo que modificar porque se convertirá en la habitación del #babyboy.

9. ¡Todo al negro! Y no hablo de mi vestidor o ropa, si no de las apuestas. Hace mucho tiempo que decidí que iba a vivir sin miedos y arriesgarme todo lo que pudiese. Puede resultar estresante, porque siempre hay una parte que queda fuera de tu alcance, pero vivir así –aunque con ciertos límites- te da una sensación de libertad BRUTAL.

Fuentes/Sources: Tumblr & Pinterest

4 Comments

  1. Yo también tengo que hacerme una lista de quierosssss, tengo muchas ideas pero ninguna llevada a cabo así que tengo que ponerme manos a la obra. Ejercicio si hago, en el tema deco de mi casa la tengo muy avanzada y me faltan 4 cosas, gracias a mis padres (mi padre es un manitas y mi madre está pendiente de cada detalle y me ha ayudado muchísimo). Lo de las vacas lo tengo también ya y también gracias a mis papis y lo del orden lo llevo bastante bien. Tengo que invertir más tiempo en el blog y poner las ideas que tengo de una vez por todas. Un beso corazón

    Te dejo mi último post
    https://simplysory.wordpress.com/2017/05/15/work/

  2. Me ha encantado el post, me has hecho reír y sonreír, y me he sentido identificada contigo en algunos puntos. Por ejemplo, yo también tengo una lista de proyectos, y entre esas listas está la de cosas que quiero hacer. Un saludo enorme! Ha sido un placer leerte!
    Steal4Style.com

Post a Reply to Marjorie Cancel Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *