Mama fears

Jessie Chanes - Seams for a desire -#SFDmaternity-5

Jessie Chanes - Seams for a desire -#SFDmaternity-6

Jessie Chanes - Seams for a desire -#SFDmaternity-7

Iba a preparar un nuevo Monthly Updated de #missOlivia ya que el último fue en febrero (click!), y de pronto me ha surgido la necesidad de hablaros de otro tema también relacionado con la maternidad. No sé si será porque Olivia lleva unas semanas un poco “intensas” enfadándose más de lo normal y con rabietas varias, o que el tiempo corre demasiado rápido y antes de que me de cuenta estaremos iniciando la cuenta atrás… El caso es que últimamente me surgen muchos miedos e inseguridades en lo que a ser madre se refiere. Por un lado, tengo miedo de estar siendo demasiado exigente con Olivia en ciertas cosas y demasiado transigente en otras, porque cuando tiene determinados caprichos o rabietas, a veces no sé cómo actuar. Dudo cuando algo tiene de verdad importancia y cuando son cosas del momento que seguramente no supongan nada a futuro; si imponer reglas y hacer porque siempre se cumplan o no pasa nada si a veces soy más blanda y le doy un poco de “cuartelillo”.

Supongo que me aterra el pensar que estoy malcriándola o todo lo contrario, no dejándola que ella experimente el mundo como es, porque si algo he tenido siempre claro es que quiero que mis hijos crezcan con la libertad que yo crecí. Eso es lo que más me gusta de la educación que me dieron mis padres y de todas las oportunidades que me brindaron, y es que nunca tomaron una decisión por mi. Siempre me dejaron probar mis ideas aún a sabiendas que no iban salir como yo esperaba; nunca me impusieron qué estudiar o cómo organizarme con los deberes y los exámenes; nunca me amenazaron con castigarme sin salir X meses si suspendía y siempre me sentí independiente. Me sentía responsable de mis actos y decisiones, y sabía que tenía que hacerlo todo muy bien para que las cosas salieran tal y como yo quería, porque no podría echarle la culpa a nadie. Al igual que no se negaron cuando con 15 años decidí que quería empezar a trabajar para ir ganándome mi dinero para mis caprichos y tampoco se opusieron cuando con 17 años alquilé junto con 4 amigos un apartamento en Sierra Nevada para poder subir a hacer snowboard todos los fines de semana —estuve ahorrando mucho tiempo para conseguir todo el dinero. Sé que hicieron todo esto porque confiaban en mi, al igual que lo hicieron cuando me quedaba un año para acabar la licenciatura en Psicología y les dije que quería bajar el ritmo porque quería apostar por el blog y no podía mantener el alto ritmo en ambas cosas. Obviamente siempre tuve gestos que les hicieron ver que podían confiar en mi pero supongo que igualmente les daba miedo, y espero ser capaz de hacer lo mismo, porque reconozco que siendo más pequeña he tomado decisiones que no sé cómo habría encajado yo en la postura contraria como madre…

Jessie Chanes - Seams for a desire -#SFDmaternity-4

Jessie Chanes - Seams for a desire -#SFDmaternity-1

Jessie Chanes - Seams for a desire -#SFDmaternity-2

Jessie Chanes - Seams for a desire -#SFDmaternity-8

A veces me siento como la peor madre del mundo, sobre todo esas veces que me enfado tanto con ella y luego la miro y digo “Ayy…!”, pero hay otras que siento que juega con nosotros como quiere y me da miedo criar a una niña caprichosa que el día de mañana exija que todo sea a su antojo. Me gustaría que me diesen un manual de cómo hacerlo y así justificar mis decisiones o fracasos, no sentir que es 100% mi responsabilidad porque a menudo me pesa el saber que gran parte de su yo futuro se está forjando en el hoy de ahora y que nosotros somos los responsables. Al mismo tiempo, no me gustaría que nadie juzgase lo que hago porque nadie mejor que nosotros sabemos qué es lo mejor para nuestros hijos, porque no hay dos niños iguales, pero me siento perdida… No sé, ¿soy la única que se siente así?

 Además, quiero hablaros de algo que en cierta medida “me atormenta” o mejor dicho “nos atormenta” desde hace algunos meses y que se reduce básicamente a —parodiando al famoso libro— qué esperar cuando esperas a uno y ya tienes otro. Supongo que ahora que sólo sé lo que es tener una hija y dedicarle toda mi atención, me cuesta pensar en cuando sean dos y si podré llevarlo todo para adelante. Porque si de algo me he dado cuenta es que este segundo embarazo no lo estoy viviendo con la misma emoción que viví el de #missOlivia. Al ser el primero, todo era una novedad, todo hacía ilusión y marcaba un hito en el camino. No podíamos parar de imaginarnos cómo sería la vida cuando ella llegase, lo que haríamos y dejaríamos de hacer, cómo serían nuestros días… Y con este segundo no pienso nada de ésto, tan sólo cuánto nos va a alterar la pequeña rutina que ahora tenemos establecida y si será demasiado complicado retomarla. Obviamente nos hace mucha ilusión ampliar la familia y que además se vayan a llevar tan poco tiempo entre ellos −es algo que siempre teníamos en duda−, pero estamos tan volcados en Olivia y en este camino tan desconocido al que nos enfrentamos cada día, que no me queda tiempo para pensar en el que viene en camino… Y claro, también tengo miedo en cómo se va a tomar ella esto de tener otro hermano, alguien con quien compartir su atención y dejar de ser el centro de todo. Tengo miedo no sólo a los celos que ella pueda tener −que pienso que son inevitables− si no a si sabré gestionar bien el tiempo para dedicarle a cada uno el tiempo que merecen. Y más que preocuparme por el bebé, pienso más en ella, en que no quiero que se sienta que se queda en segundo lugar y me duele pensar que en algún momento sienta que no estamos ahí como ella esperaba o que echa de menos aquella vida en la que sólo éramos tres…

Cuando te quedas embarazada de tu segundo hijo, automáticamente piensas que no hay por qué preocuparse, porque estás al tanto de todo y conoces la situación y circunstancias. Actúas como si fueras una super-woman que puede con todo, que está forjada en la adversidad, rabietas y cambios de pañales entre lágrimas. Las semanas ahora vuelan, cuando la anterior vez parecían que se detenían en cada segundo y la barriga aparece casi tan pronto como cuando te enteras de la nueva buena. Todo parece que anda tranquilo hasta que te llevas el palo y te vuelves consciente de la que se avecina; que tu creías que ya te lo sabías todo y estaba todo hecho, pero me encuentro casi al mismo filo del abismo que cuando me quedé embaraza la primera vez. “¿Qué se me viene encima?”

Me encantaría que me habláseis sobre vuestra experiencia y si me recomendáis algún libro concreto que leer porque me quiero ir preparando, sobre todo cómo gestionar el tema celos que creo que es lo que más me agobia ahora, junto con pensar que este bebé sea tan poco dormilón como #missOlivia y entonces, no sé qué será de mi ;) Sé que luego las situaciones son distintas en cada caso y cada familia, cada uno tiene sus normas y rutinas y si me he aprendido algo en este tiempo es que no existe ninguna ley o regla universal por la que los niños se rijan. Bueno, hay una que sí, y es ese anexo de la Ley de Murphy que dice que no importa la edad o el sexo del niñ@ porque las peores rabietas, las más salvajes, con más llantos y más gritos siempre se van a dar en la calle, en los momentos más inesperados y en los lugares más abarrotados!  #TrueStory

23 Comments

  1. Hola, hace unos años que te sigo en Instagram, nunca he comentado nada en ningún blog ni fotografías ; pero hoy te he leído mucho más atenta que otras veces porque estoy viviendo algo muy parecido a ti… tengo un peque de 25 meses y estoy embarazada de 20 semanas, otro bichillo en camino!!! muy ilusionados y con muchos miedos , y ahora de repente el peque que era todo amor y tranquilidad está sufriendo algún cambio , que no está conforme con nada y todo son rabietas … hay veces que tengo toda la paciencia del mundo , pero otras no puedo evitar desesperación y me vuelvo muy exigente con él… quiero pensar que son etapas , y seguro que esta pasará rápido …”en cuanto conozca a su hermano” . Se que no te he ayudado mucho , pero quizás saber que otros también están experimentando la misma situación , a veces alivia muchísimo. Mucha suerte!!!! y nunca olvides disfrutar cada momento, ellos crecen y olvidarán las rabietas…

  2. Hola, gracias por compartir tus inseguridades con nosotros. Creo que es algo muy normal que todos hemos sentido en esos momentos. Te recomiendo que te apuntes a las charlas que suelen dar en la térmica y los guindos (en la escuela de baloncesto), son de mucha ayuda. Un saludo

  3. Te entiendo tanto… tengo un “bebé de 25 meses” y en dos meses me llega su hermana. Desde luego que este embarazo lo vivo de otra manera, todas mis preocupaciones están enfocadas a mi hijo mayor, y tengo miedo de ver si será capaz con dos, si notará mucho el cambio… Y

  4. y no quiero desatender a ninguno…. en fin. Supongo que será el día a día el que nos diga que hacer, y que lo estamos haciendo bien. Yo tengo tres hermanas, somos 4 chicas, y me encantan ser muchos en casa. Así que me quedo con eso, que estaré muuuuucho más cansada, pero mis hijos tendrán un hermano

  5. Jessie, no suelo comentar los post de maternidad porque no tengo ni la menor idea del tema. Aun así hoy tenía que decirte que me quito el sombrero. Me he emocionado leyéndote tan sincera. Me da la impresión que todas las mujeres son super mamás, y que aunque el crío llore o patalee capean el temporal con un golpe de melena. Y pienso, yo no sabría hacerlo así, tendría dudas siempre y me superaría, seguro. No sabes lo refrescante que es que alguien diga “oye, pues yo dudo a veces, y sufro”. Se sufre porque se quiere lo mejor para ellos. Pero bueno, que me desvío. Hijos no tengo pero sí una hermana muy seguida a mí. Cuando justo nació mis padres lo que hacían era ponerme con ella a ver la televisón, si comía hacían como que ella participara en darme de comer, etc. Y dicen que así la quería siempre conmigo y la hacía jugar aunque no levantara la cabeza jajajaj. Es más fácil decir que hacer, pero si las rutinas se unen en vez de tener horarios separados crea más lazos entre hermanos. Muchos besos!!

  6. Hola !!

    No deberías de preocuparte tanto porque lo estás haciendo genial y seguirás haciéndolo fenomenal con dos nenes!!! ^^

    Deja, como hiciste con Olivia, que las cosas fluyan, y veras que con el bebe ni habrá tantos celos ( por cierto suele haber varias “tandas ” de celos jejeje el inicial ; “ese bebe está acaparando a mi madre ” , después el de ” hace muchas gracia y nadie me mira ” etc etc… ) ni tu rutina será tan diferente a cuando tuviste a Olivia :)

    Podría decirte tantas cosas para tranquilizarte pero la más importante es que disfrutéis de cada segundo !!! Y si toca reñir a Olivia pues eso, tambien es muy pequeña así que salvo tener MUCHISSIMA paciencia poco puedes hacer Jejejej
    Seguro que lo estás haciendo fenomenal, si tiene una mama tan responsable posiblemente salga a ti ^^ pero eso está en la
    Personalidad , puede que eduques a tu peque como tus padres lo hicieron contigo y sea una cabra loca hahahha y eso no hace de ti una mala madre :)

    En fin, disfruta mucho de tu embarazo de tu nena , y eso si, con El Segundo PASA VOLANDO y no es un tópico!!!!

    Muchos besitos y suerte!

  7. PD : tengo un niño y una niña jejeje los dos muy diferentes en cuanto a carácter , no los estoy educando de la misma manera , lo que funcionaba con uno , con la otra es para nada y viceversa ^^

  8. Gracias por este post. Es justo como me siento, y si te digo la verdad, me ha venido genial leerlo, por eso que dicen de… Mal de muchos, consuelo de…
    Estoy súper preocupada con cómo gestionar el tema celos cuando llegue a finales de noviembre el bebé nuevo. Mi niña tiene justo dos años y ella y yo nos necesitamos mucho, estamos muy unidas. Además está justo empezando a tener rabietas y no se cómo hacer para pararlas, para educarla, ara regañarle sin decepcionarla… No se… Todo parecía fácil cuando decidí tener otro, y sin embargo cada día estoy más preocupada.
    Al final de mis agobios y preocupaciones siempre acabo consolando me con… Haciendo las cosas lo mejor que se y puedo, creo que al final todo saldrá bien.

    Y una cosa más… Mi primer embarazo fue una ilusión y una maravilla, este no me ilusiona todo porque no tengo ni tiempo de pensar en el bebé nuevo, y encima estoy teniendo unas semanas horribles de síntomas y malestar.

  9. Hola Jessie!! Entiendo comote sientes, la llegada de un bebé siempre es un cambio muy bonito pero lleno de inseguridades. A mi me ha ayudado mucho leer el libro el cerebro del niño de Álvaro Bilbao, desde que entendemos cómo funciona el cerebro todo es mucho más fácil y relajado! Hace poco comentó en su blog el tema de la llegada de un hermanito a la familia, te recomiendo que lo leas. También publicó un video en su fb que refleja muy bien lo que sienten los niños, la verdad que nunca habría imaginado que se sienten así..ya verás cómo todo sale genial! Disfruta del embarazo que es una época maravillosa!!

  10. Ayy entiendo tanto tus miedos! Yo sólo tengo una niña, que este mes cumplirá dos años. Pero estamos pensando en aumentar la familia e intentarlo ya para este verano. Y cada vez que lo pienso me entran tantos miedos! Será porque ya sé lo que se nos puede venir encima. En la primera, como dices, estás deseando que nazca, lo vives todo con una gran intensidad y por mucho que te digan.. tu te imaginas la vida de tres perfecta.. y luego te llega el palo, cuando ves que tu vida ha cambiado para siempre, que de repente ya no tienes tiempo para ti, etc. Por ese lado, esta parte con un segundo ya lo tenemos ganado, porque ya lo hemos vivido y sabemos que nos puede pasar, y que todo pasa y no es eterno.. que en unos meses ya tendremos una rutina, el bebé irá creciendo y ya todo poco a poco va volviendo a la normalidad. En los primeros meses, cuando eres primeriza no piensas en eso y piensas que has perdido tu vida para siempre, jeje. Pero por otro lado, aunque esa primera parte ya lo tengamos ganado y sepas que cuando tengas el segundo bebé, eres consciente que los primeros meses serán muy intensos, sabes que pasará. Pero por otro lado está el como lo llevará mi hija, ¿tendrá celos? ¿Podré dedicarle el mismo tiempo? Un bebé absorbe mucho tiempo, cada dos por tres está comiendo, y más si decido la lactancia, que es muy complicada, etc. Son tantos miedos! Ahora miro nuestra vida y la veo ya tan rutinaria, tan perfecta.. que no me imagino como vamos a hacerlo si tengo dos, dos baños, dos cenas, dos niños a los que hay que acostar.. tengo tiempo para tanto? Trabajo, casa, buff.. sólo de pensar en un segundo me entran las ganas de arrepentirme y quedarme sólo con una. Pero tengo claro que no quiero que sea hija única.. yo creo que lo mejor es no pensar demasiado.. y dejarse llevar por lo que diga tu instinto. Piensa que si las demás personas que tienen dos o más hijos lo superan, tu también lo harás! Además, a mi me pasa justo lo contrario que a ti, porque mi hija es super dormilona, y desde siempre ha dormido genial.. con decirte que los fines de semana que no madrugamos nos deja dormir hasta las diez de la mañana. Y claro, pienso que ya esa suerte con un segundo no la tendré. Y yo el no dormir lo llevo tan mal!! Es una cosa que me supera. Piensa que si Olivia ha sido mala para dormir, el segundo seguro que es buenísimo! No suelen repetirse los casos.. por eso yo tengo todas las papeletas para que mi segundo/a sea no dormilón/a. Pero sabes que? Mejor es no pensarlo, porque a veces pensamos demasiado y luego las cosas no ocurren como pensábamos, y hemos estado perdiendo el tiempo comiéndonos la cabeza. Mucho ánimo, y ya verás que lo harás fenomenal. Y que los primeros meses serán duros, pero luego pasará. Piensa en eso: TODO PASA.
    En cuanto a las rabietas de Olivia.. buff yo también he empezado a experimentar alguna con la mía.. ya que se acerca la temida etapa de los dos años.. Lo mejor es no perder los nervios, mantener la paciencia y dejar que llore.. es bueno para ellos. Yo la dejo llorar y me agacho y la abrazo, y le digo que no puede ser siempre lo que ella quierE. Le trato de explicar el por qué de la situación, por qué no le dejo hacer esto o aquello.. y al rato se le quita. Es peor si nos enfadamos con ellos.. aunque a veces sea difícil.. hay que mantener la calma.. Yo milagrosamente por ahora la estoy manteniendo, a mi marido le cuesta un poco más.. pero poco a poco.
    Un beso!

  11. Hola guapetona!
    Son tus miedos taaaaaaan normales… Yo acabo de tener a mi cuarto hijo y por experiencia puedo decirte que todo lo que se le pasa a una por la cabeza es lo mismo que nos pasa a todas. Pero también te digo que los miedos hay que gestionarlos con cabeza, nos deben servir para espolearnos a formarnos, a escuchar a quienes ya han pasado por lo mismo y NADA MÁS. No nos deben paralizar, ni asustar cuando lo más probable es que la realidad supere mil veces a las expectativas para bien.
    En cuanto al miedo de que van a ser dos… de verdad, cómo me gustaría poder tenerte delante para enfatizar lo que voy a decirte… Al principio va a ser duro, es mucho trabajo físico, peeeeero en cuanto pase un poquito de tiempo vas a ver que no podíais haber tomado una decisión mejor. Es infinitamente más sencillo criar a dos que a uno, porque mientras que para Olivia ahora mismo tú eres su mundo, con la llegada de su hermanito/a, de repente te encontrarás que no sabes dónde se han metido para jugar, verás como tu hija desarrolla su rol de hermana mayor y se te derritirá el alma al verlos interactuar.
    Y algo que se experimenta enseguida es que el corazón jamás se divide, sólo se multiplica. Verás que tu hija seguirá teniendo todo vuestro amor, pero que por el que viene en camino sentirás exactamente lo mismo. De verdad que no hay mejor decisión que darles hermanos.
    No me enrollo más!!!
    Un besote preciosa!

    http://www.lorenavalera.com

  12. Hola Jessie, te entiendo perfectamente lo que dices, mis hijos se llevan 3 años justos y no te voy a negar que cuando llego el segundo fue mucho trabajo y esfuerzo, fue una etapa bastante dura para mi. Como tu dices el embarazo ya no es igual y cuando nazca te vas a dar cuenta que las fotos del segundo no le llegan ni a la mitad de la que le tomaste al primero jajaja… pero es que no da tiempo, la buena noticia…que los dos primeros años son los peores y luego todo va sobre ruedas…al menos en mi caso, ahora mi hija tiene 9 años y el niño 6 años, cuando están en casa ni me entero que están aquí, juegan tooodo el día, me buscan cuando tienen hambre, eso si lo de los celos persiste en el tiempo y hay que saber manejarlos. Solo decirte que te deseo suerte en esta nueva etapa y aunque a veces parece que no llegas a nada, al final si y vale la pena por ellos. Besitos.

  13. Me siento identificada con cada idea, con cada párrafo,…con cada palabra que escribes en este post. Estoy embarazada de 16 semanas y soy madre de un pequeño de 2 años y 4 meses, y no paro de pensar si somos muy duros o muy blandos con él, cómo será nuestra vida cuando llegue el hermanit@, celos…..Sigue escribiendo posts como este por favor!!! Al menos a mi me ayuda saber que hay más p@pais con dudas cotidianas!!!!

  14. Me siento totalmente identificada contigo, estoy embarazada de mi segunda niña. Nada que ver con el primer embarazo. Nada más lejos, cuando fuimos a la ecografia de las 12 semanas, me llevé a mi hija de 3 años, se la pasó todo el rato llorando y yo solo pensaba en ella, ni oía ni quería oír lo que me decía el ginecólogo, quería que acabara para consolar a mi pequeña. Cuando terminó, le pregunté si estaba todo bien, me dijo que si y fui a consolar a mi niña, que sólo quería estar con mamá.

  15. Hola Jessie,

    Enhorabuena por el segundo embarazo! La verdad que te sigo desde hace mucho, pero ultimamente por falta de tiempo y haber empezado tambien con un blog propio (porfin), no he podido estar a la ultima de todo! Me ha encantado leer el articulo! Olivia esta tambien preciosa! Me encanta la ropita que la estas poniendo :)! Besitos de Barcelona

  16. Entiendo como te sientes,Jessie, la verdad es muy difícil ser madre,los niños no vienen con manual de instrucciones. A mi me pasaba como a ti,si reñia me sentía fatal,pero por otro lado no podía consentir ciertos comportamientos y rabietas. Pero yo tengo una hija de veinte años y el tiemio va poniendo kas cosas en su sitio. Lo que siempre deben saber es que se les quiere, aunque venga otro,que te va a coger con mucha más experiencia, ya verás,.Deseo que toda vaya bien .Saludos.

  17. Hola Jessie!
    Yo tengo dos nenas, una de 3 años y otra de dos meses. Y me pasaba como a ti. Al segundo embarazo casi no le he prestado atención, entre el trabajo y la peque, no me daba lugar. Y al final cuando me preguntaban si tenia ganas de que naciera decía… ¡pues no, porque en la barriga no da trabajo, y luego sé la que me espera!
    Pero luego nació, y desde el minuto 0 ya me tenía enamorada. Todo es mucho mas fácil de lo que pensaba que sería. Sabemos llevar mejor una rutina, sobre todo cenas y baños. Comemos y nos acostamos a horas normales
    .. Cosa que con la primera se nos hacia imposible!! Soy capaz de organizarme con las dos para llevar a la mayor a la guarde o ir al parque por las tardes (con ella me costaba un par de horas salir de casa!)… Además aunque te despiertes varias veces por las noches, no te levantas tan cansada, como si el cuerpo se hubiera acostumbrado. En fin, que en mi mente todo iba a ser un caos y para nada. Ahora no me imagino sin las dos. Lo peor, siempre digo, es pasar de 0 a 1. Con los otros ya sabes a lo que vas. Incluso cuando nació la primera, pensaba en que no quería mas, que era imposible tener 2. Y al nacer la segunda, tengo ganas del tercero tb (que es lo que siempre quise!), jaja.
    Con respecto a los celos, todo el mundo es lo que primero te pregunta. La mía quiere con locura a su hermana y no ha mostrado nada de celos. Siempre quiere estar cuando la bañamos, o le cambiamos el pañal, y le dejo que elija el pañal limpio y el pijama. Los primeros dias lloraba un poco porque no quería ir a la guarde y que nosotras nos quedáramos en casa. Pero luego la “premiaba” con ir a recogerla y le hacia una ilusión tremenda vernos allí a su hermanita y a mí. Por las noches me meto en la cama con ella y le leo un cuento mientras le doy el pecho a la otra. Que es lo que hacíamos antes.
    Y estando embarazada compré dos libros para ella: “Laura y la tripita de mamá” y “Laura tiene un hermanito”. Yo le cambiaba el nombre por el suyo, y le encantaban. Así se hace una idea de como va a ser todo (aunque algunas paginas no me gustavlo que dice y le cuento otra cosa, jaja).
    En fin, que con todo este tocho, quiero animarte y decirte que lo vais a hacer bien, ya veras que es todo mas fácil que siendo primeriza. Que al segundo también se le quiere con locura y que Olivia no tiene que sentirse desplazada si la implicáis en todo. y por ejemplo mientras el bebé duerme podéis jugar con ella o hacer lo que siempre hacéis. También puede salir algunos ratitos sola con papi, al parque, a hacer la compra… ¡Ya nos contarás!

  18. Hola! Como ya te he escrito alguna vez, te sigo desde mucho antes de que te quedaras embarazada de Olivia, te seguí durante todo el embarazo muy de cerca porque teníamos las mismas semanas de embarazo, de hecho se llevan apenas unos días. Cuando he leído tu blog de hoy, me he sentido súper identificada, ya que mi chiquitin también lleva una semanita o dos con bastantes rabietas y con mucho genio. Mi peque tampoco es un gran dormilón. Y yo también tengo miedo a veces de ser demasiado exigente pero consideró que no se les puede permitir todo, ahora están aprendiendo y para mí los límites son imprescindibles. Obviamente con cierto cuidado, hay cosas vanales que se les pueden permitir sin que suponga ningún riesgo para él. Yo creo que todas como madres tenemos miedos pero cuando me pongo así pienso en lo que les digo a las madres de mis alumnos de infantil, no hay mejor madre/padre para tu hijo que tú misma/o porque nadie los quiere como los queremos nosotras, y todo lo hacemos de la mejor manera que sabemos, la teoría es muy bonita, yo me la se enterita después de tantos años de magisterio y otros tanto ejerciendo como maestra pero la realidad de los hogares es complicada y no hay un método de crianza único porque ningún niño es igual. Mucha fuerza y muchos besos.

  19. Hola Jessie, te sigo en la sombra desde hace tiempo y nunca me había animado a escribirte. Yo me quedé embarazada del segundo cuando la primera tenía sólo 10 meses y… no te voy a engañar, te esperan un par de años muy duros. Te vas a juntar con dos bebés, y un cansancio físico (y psicológico) importante; la falta de sueño es definitivamente lo peor. Pero, al final, se ve la luz, y verlos jugando y creciendo juntos merece tooodo la pena. En cuanto a la educación, es complicado…al final es ensayo-error y todas nos equivocamos. Pero aplicando tu sentido común y mucho amor, no fallas. Lo bueno es que ellos te van a querer igual. Ánimo y un abrazo.

  20. Preciosa! Has descrito tan bien todo que parece que lo hubiera escrito yo hce un par de años. Tengo 2 peques que se llevan 2 años y medio y pasé por lo mismo. Vienen meses duros pero también llenos de satisfacciones. Y todo pasa, al igual que lo bueno, lo malo también se va. Te recomiendo el libro de Rosa Jové “ni rabietas ni conflictos” . Te ayuda a capear un poco las rabietas y a valorar cuando realmente hay que actuar y un poco como hacerlo. Un saludo, te sigo casi desde el principio.muaks

Post a Reply to Laura Cancel Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *